viernes, 21 de septiembre de 2012

ABRIL/2010. QUIMIO

Unos días después acudo a revisión con cirugía. Por fin alta domiciliaría
Segunda operación: vaciado axilar de 19 ganglios y ninguno afectado.
ÉXITO TOTAL, ESTOY LIMPIA !!!
-Ahora llevarás un tratamiento hormonal durante cinco años – me dice mi cirujana- te lo pautará  tu oncólogo,
  el doctor Gavila. Pásate por su consulta. Me pasé por la consulta. Entré  sola. Me recibe una doctora.
-La semana próxima empezarás con  el tratamiento: 16 goteros de quimioterapia, 25 sesiones de  radiodioterapia  y 5 años de tratamiento hormonal oral  – Me indicó la doctora
-¿Y el doctor Gavila?-Le repliqué
-Tiene muchas pacientes – respondió  – Yo formo parte del equipo que ha decidido tu tratamiento.
-No me voy a poner nada de eso
¿Tú eres médico?- rebatió- ¿Has estudiado medicina para decidir eso?
-No quiero continuar hablando contigo. Que venga  mi oncólogo.
Sale y un momento después regresó acompañada  de un joven alto, guapo y sonriente
Hola, soy el doctor Gavila. Tienes que ponerte lo que te acaba de decir mi compañera- me dijo- Tu cáncer es Grado.3. Es necesaria la quimio
-En cirugía lo han clasificado como T.1  Me han dicho que lo han cogido a tiempo y sólo necesitaré  tratamiento hormonal.  Por qué le has puesto Grado III ahora?.-Tengo miedo a los efectos secundarios. ¿Que probabilidad tengo de sobrevivir  si  no me pongo la quimio?. ¿Cuántos se la ponen y se mueren?. No me la quiero poner.  A mi padre le mato el primer gotero
-Estás muy nerviosa. Vete a casa vuelve la semana que viene y hablamos.
-Quiero mi historial, voy a pedir segunda opinión – Reclamé
-De acuerdo puedes hacerlo si quieres. No sigas mirando más en internet.
Mi amigo Manolo esperaba fuera.
-Que cara traes¡¡¡  ¿Qué te han dicho?- preguntó desconcertado-  ¿Qué has hecho?¿Qué ha pasado?.
Una semana más tarde regreso a la consulta con mi hermana. Me pesan, me miden y me ajustan el tratamiento. Mañana: PRIMER GOTERO. Me esperaba otra terrible batalla. Si antes las fuerzas malignas me invadían desde dentro; ahora desde fuera, la  terrible quimio surgía como un titánico ejército  preparado para acabar con… todo signo de vida. CURAR MATANDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario