martes, 25 de diciembre de 2012

Everybody Hurts

 En las últimas semanas aguanté impotente ver como este atroz adversario abatía  a mi madre (12/ 2009), a mi prima Manoli, 48 años (10/2009) y a mi prima Amparin, 35 años,(11/2009)El  miedo me subyugó totalmente y sentí la muerte salirme al camino
Pasé horas buscando información  en Internet, mejor hospital mejor oncólogo, tratamientos convencionales,  complementarios, alternativos, efectos secundarios,  porcentajes de supervivencia,
etc..
Extenuantes  días de pruebas y más pruebas: resonancia, TAC, radiografía, analíticas, ecografías, electrocardiogramasEternas y solitarias noches ahogada en ríos  de lágrimas. Suena el teléfono,  una voz de mujer me  informa que ya tengo cirujano, quirófano y  fecha de operación,  podría haber tiritado de no haber sido porque llevaba días tiritando. Al pánico a morir por el cáncer, le sume  el temor que me provocaba el quirófano y  la anestesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario