sábado, 2 de junio de 2012

SEPTIEMBRE/2010

Por fin terminé la quimio, que felicidad más grande.  Una pequeña tregua antes de comenzar con las 25 sesiones de radioterapia. Para celebrarlo y coger fuerzas una saludable y reparadora excursión. Fin de semana en el monte... yuhuuu!!!

¡Mira, una ardilla¡
Una pequeña parada y como nueva

Posando delante de los resto de una antigua edificación
Saltando de piedra en piedra


¡Qué maravilla!
¡Qué paz!


4 comentarios:

  1. encantadora evocación de tiempos dolorosos y constatación del triunfo de una voluntad inmensa, de un coraje y valor dignos de mi admiración.gracias por compartirlo y enseñarnos.!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manolo. Verdaderamente fueron tiempos dolorosos pero los lleve mejor gracias a la fuerza que me traspasabais todos los que lo sufristeis conmigo. Eres un auténtico maestro Reiki, el mejor.

      Eliminar
  2. Un fin de semana en el monte revitaliza.
    Más aún si el sitio escogido es como el de las fotos.
    Tienes buen ojo para elegir las excursiones....ahhhh y para ver ardillas también....
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto. Sí, el sitio es una pasada. Un ambiente maravilloso lleno de manantiales de agua cristalina, montañas, pinares, el río. Además de la ardilla y aunque no los pude ver hay zorros, jabalíes, gavilanes, buitres, corzos, sin duda te iba a encantar

      Eliminar