domingo, 1 de noviembre de 2015

Tu Salud y tu vida en tus manos

 Charla introductoria a la Salud Integrativa, tratando al ser humano como un todo, constituido de los niveles corporal, emocional, energético, mental y espiritual. Aprender a tomar Empoderamiento para adquirir y ejercer control sobre las decisiones y acciones que afectan a nuestra salud y a nuestra vida  



Alimentación Consciente (Mindful Eating) y el Mindfulness,

Comemos en  modo automático. Alimentación inconsciente

Somos lo que comemos.Somos lo que pensamos


Demasiado alimento como demasiado poco es perjudiciales para la salud y el bienestar. Comprender de las necesidades de tu cuerpo son esenciales para una vida sana y feliz. Buda
La meditación nos hace conscientes de lo que comemos. Nos serviremos de la comida para despertar a una verdad más profunda sobre la vida.

Comer en  modo automático. Alimentación inconsciente

”Cuando se come se calla”…Cómo has comido hoy, conciente o inconsciente?
Te ha preguntado si tenías hambre. Ha disfrutado  el momento de comer?,  Ha pensado en lo que estabas comiendo?
Importante: Móvil y  tele apagado, sin lectura,  sin preocupaciones u otros pensamientos estresantes,  sin discutir con la compañía. En silencio.
La mayor parte del tiempo, engullimos la comida y sin prestar atención, en modo  automático, pensando, planificando, mascando problemas. Así esfácil que volvamos a  tener pronto hambre, pero no hambre física, sino hambre sensorial, deseo de repetir esa experiencia que nos hemos saltado por tener la cabeza en otro lugar. Comer atentos nos permite disfrutar más de la comida y a la vez sentirnos más satisfechos con menos cantidad.

Alimentación Consciente (Mindful Eating) y el Mindfulness,

Objetivos:
Relacionarnos de manera equilibrada y armónica con la comida.
Diferenciar  hambre real del aburrimiento, estrés o ansiedad.
Estar consciente de las sensaciones físicas de hambre y saciedad.
Saber cuánto y qué debemos comer.
Adelgazar
Sanar.

ALIMENTACIÓN CONSCIENTE,  SEIS PASOS  PARA CONECTARTE A LA VIDA

1  Evalúa tu hambre. .Diferenciar  hambre real del aburrimiento, estrés o ansiedad

2. Desconéctate .Sin Móvil, Sin tv , sin libros, sin periódico, sin preocupaciones,  sin pensamientos estresantes, sin portátil, sin tablet.  Con Conciencia, y plena atención. Desconecta todo y conéctate al  noble acto de comer. Céntrate en tu boca.

3. .Involucra todos tus sentidos. Aprecia otros aspectos además del sabor.  Descubre cada  ingrediente color, la textura, la temperatura, el volumen, humedad. Recréate. Come como si fueras un catador de vinos, oliendo, saboreando cada bocado. La digestión comienza en la boca cuando las enzimas de la saliva empiezan a digerir los azúcares. Practicado un estado de presencia constante durante la comida disfrutas y controlas la cantidad de alimentos, tu sistema digestivo hace menos esfuerzo, mejoras tu digestión.

4. Disfruta el  placer de comer  Ejercita tu paladar comiendo como si fuera la primera vez que pruebas algo,  Come lentamente durante veinte minutos, te sentirás antes satisfecho con menos cantidad. El cerebro detecta los estímulos de saciedad a partir de los veinte minutos. Comiendo deprisa no las disfrutas. Da pequeños bocados y mastícalos meticulosamente entre veinte y cuarenta veces, lentamente hasta tragar, Observa cuánto dura el sabor en tu boca. Bebe agua para limpiar el paladar continúa

5. Pierde peso de modo saludable. Come lo que te gusta en  porciones razonables. Sin alimentos prohibidos Los alientos prohibidos  aumentan el hambre “mental”. y aumenta la tentación de comerlos. Sírvete pequeñas raciones. La alimentación consciente te ayuda a evitar los excesos con la comida. Come  lo suficiente. Durante la comida observa si tienes hambre. Antes de sentirte lleno bebe agua y deja de comer. Controla la cantidad de alimentos que ingieres. Siente las indicaciones de tu cuerpo mientras comes, esta atento al momento presente. Observa el ritmo de tu respiración, mastica lentamente, disfruta los alimentos paladeándolos y experimentando ese rico placer que brinda el acto de comer. No es lo mismo sentirse “confortablemente satisfecho” que “ a punto de reventar.
Centra la atención en a la masticación. Mastica despacio, Disfruta masticando. Descubre sabores secundarios que al comer rápido no habías percibido antes.
No te saltes  comidas. Comer con mucha hambre anula la mente consciente y te lleva a zampar sin importarte la cantidad ni calidad de los alimentos. Establece horarios. Tres comidas importantes y dos pequeñas para mantener estable tu nivele de energía. No piques entre comidas Observa lo que te pasa, los mensajes de tu mente, las veces que comes distraído e inconsciente con benevolencia hacia ti. No te juzgues, el perfeccionismo y la crítica interior te alejan del objetivo

6 Come con gratitud. Antes de comenzar a comer, agradece la oportunidad  de disfrutar de eso alimentos en tu mesa.

Haz que los vegetales sean a base de tu alimentación, aunque no seas vegetariano
Beneficios: Nutrientes de fácil asimilación. Bajos en  calorías










No hay comentarios:

Publicar un comentario